Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 15 suscriptores


Blog

¿Debo consignar en el registro mercantil todo aumento de capital en la empresa?

Aquí te contamos algunos puntos importantes a tener en cuenta a la hora de ponderar un posible aumento de capital social.

Digitalizing her workflow El Capital social es un tema abordado por diversas ciencias, tanto la economía, contabilidad y el derecho la definen según  su propio universo conceptual. Para los economistas es un factor de producción, para los contadores es una de las cuentas del patrimonio neto. Ahora, para el derecho, es cada una de las aportaciones que  hacen los socios a la sociedad para constituir su patrimonio y con ello la garantía de los terceros. Estas aportaciones pueden ser dinero en efectivo, bienes muebles o inmuebles, títulos valores, créditos, trabajo personal o conocimientos. Si no es dinero en efectivo, debe hacerse una valoración del aporte, a fin de que se determine la participación accionaria.

Siempre que se constituye una sociedad debe quedar establecido el capital, suscrito y pagado, aunque también es permitido que se pague dentro de un plazo posterior, pero cada uno de los tipos sociales tiene ciertas especificaciones sobre ese punto que no pueden dejarse de lado.

La norma genérica en La Ley de Sociedades Comerciales que establece el capital social como requisito de la constitución de una sociedad, es el numeral 6, que exigen en la escritura de constitución:

“El contrato de sociedad comercial se otorgará en escritura pública o privada. Deberá contener la individualización precisa de quiénes lo celebren, el tipo social adoptado, la denominación, el domicilio, el objeto o actividad que se proponga realizar, el capital, los aportes, la forma en que se distribuirán las utilidades y se soportarán las pérdidas, la administración y el plazo de la sociedad.”

Esa constitución debe ser inscrita en el Registro Público.

El capital social se mantiene constante, conserva su mismo valor aunque aumente el patrimonio de la sociedad. Inicialmente, cuando se  constituye una sociedad, el capital y el patrimonio suelen ser  idénticos, pero luego el patrimonio puede aumentar, sin que esto importe un aumento del capital.

El aumento de capital significa una modificación al pacto social. Para que sea eficaz y válido un aumento –o incluso disminución- del capital social, debe ser aprobado por Asamblea de socios, quienes acordarán hacer la modificación al pacto o escritura social.

El aumento de capital se hace mediante el aporte de socios antiguos, la inclusión de nuevos socios, o bien la capitalización de las utilidades. Esto se hace para adaptar el capital al nivel de crecimiento de la sociedad, para capitalizar y evitar endeudamientos.

La normativa vinculada establece que “La asamblea sólo podrá delegar en el directorio o administrador en su caso, la época de la emisión, la forma y condiciones de pago. La resolución de la asamblea se inscribirá en el Registro Público de Comercio y se publicará.”

Por lo que es necesario registrar todo cambio en el capital social en el Registro Público de Comercio.

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *