Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 15 suscriptores


Blog

La Sociedad de Responsabilidad Limitada en detalle

Además de los requisitos de las sociedades en general: pluralidad de sujetos, realización de aportes, finalidad, tener un objeto social, y de las características generales que vimos en el blog anterior, la Sociedad de Responsabilidad Limitada, se caracteriza por el plazo que tienen, su régimen de responsabilidad y por su régimen de administración.

Getting straight to the point

El plazo debe figurar en el contrato, y no podrá ser mayor de 30 años, por las normas generales de la Ley. El objeto justifica la existencia de la sociedad y delimita su capacidad, y debe ser preciso y determinado. Los límites en cuanto al objeto están establecidos en el Art. 158 que establece que “no podrán tener por objeto actividades de intermediación financiera o de seguros”.

Las sociedades comerciales son capaces de contraer obligaciones y responder personalmente por éstas. Los socios son sujetos de derecho distintos de la sociedad que integran. Por lo tanto, las obligaciones que los socios contraigan personalmente, no afectan la responsabilidad de la sociedad ni las obligaciones que contraiga la sociedad afectan la responsabilidad de los socios.

Las S.R.L tienen un mínimo de 2 socios, y no puede tener más de 50. La ley hace una distinción en varios de los artículos para el caso que la sociedad tenga 20 o más socios, estableciendo  una disciplina especial.

Administran y representan a la S.R.L una o varias personas, socios o no, designados en el contrato social o posteriormente. Como vimos en el blog anterior el número de órganos encargados de la administración, depende de la cantidad de socios que tenga la sociedad. Las resoluciones de las reuniones de socios se adoptan en general por socios que tengan la mayoría absoluta del capital social si son menos de 20 socios. Si la S.R.L tuviera veinte o más socios, en ausencia de disposiciones en contrario en el estatuto social, deberá deliberar en Asamblea. Las resoluciones en general se adoptan por mayoría de votos de socios presentes, correspondiendo un voto por cada cuota de capital.

Las resoluciones en la sociedad las adoptan los socios. Los socios participan de la gestión social a través de la discusión y resolución de determinadas cuestiones. Toda modificación que imponga mayores obligaciones o responsabilidades a los socios, sólo podrá resolverse por unanimidad de votos, salvo cuando los socios sean veinte o más, en cuyo caso se aplica el régimen previsto para las sociedades anónimas.

La Ley admite que en este tipo social pueda existir un órgano de fiscalización interna, que deberá regularse en el contrato constitutivo. Puede ser:

• Facultativa si la sociedad tiene menos de veinte socios;

• Obligatoria si tuviese veinte o más socios. En este caso, el contrato debe reglamentar la sindicatura o el consejo de vigilancia (según decidan los constituyentes)

 

 

Nuevo Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *